Author picture

INPOSDOM emite un sello conmemorativo al Día Nacional del Larimar

Santo Domingo.- Por motivo al Día Nacional del Larimar el Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) puso en circulación un sello conmemorativo a la piedra preciosa que fue descubierta hace 102 años en la región Sur.

 

La emisión postal rinde tributo al aporte cultural y económico que contribuye al país desde su existencia como también, la marca país que la caracteriza de manera internacional.

El evento estuvo encabezado por el ministro de Energías y Minas, Antonio Almonte y la directora general interina del INPOSDOM Katiusca Báez.

 

Durante su discurso Almonte agradeció al Instituto Postal Dominicano por su colaboración en la emisión de una estampilla que enaltece el legado de la piedra Larimar, una gema exclusiva de la República Dominicana.

 

Por su lado, Katiusca Báez reconoció la importancia  y lo que significa para la entidad elaborar un sello que resguarda rotundamente los recursos de los que goza la región del sur y pone en alto el nombre del país a nivel internacional.

La emisión postal se llevó a cabo en la provincia Barahona tal y como lo establece la Ley No. 17-18 promulgada el 20 de abril del 2018 que declara el día 22 de noviembre como Día Nacional del Larimar en honor al intento de explotación de sus minas.

 

Historia

 

El Larimar es reconocido como la piedra nacional dominicana  y su origen  está lleno de misterio en torno a su descubrimiento.

 

Esta piedra es identifica como única en el mundo por su color azul inigualable que se extrae de las zonas montañosas de la Sierra de Bahoruco y la mina de Los Checheses, ambas ubicada en la provincia de Barahona.

Se cree que la misma se formó a través de erupciones volcánicas de hace aproximadamente 100 millones de años y que su peculiar color azul, sería el resultado de flujos hidrotermales de esas actividades volcánicas.

 

Sus fuentes de obtención en la actualidad son las  minas de la Sierra de Bahoruco y la mina de Los Checheses, en la provincia de Barahona y de ahí se exporta fundamentalmente a China, Estados Unidos,  India, España, México y Brasil.

Sus atributos particulares y su color que va entre azul claro, blanco, azul celeste y verde-azul la han convertido en una de las gemas más interesantes y novedosas  considerada como un tesoro único por los dominicanos.

 

Esta denominación, ha sentado las bases de una actividad económica en la zona, creando oportunidades para los artesanos y sus familias aportando al desarrollo de las comunidades y aumentando  valor agregado a las exportaciones con exclusividad.

Ir al contenido